10 claves para ser contratada en tu próxima entrevista

8 prácticos tips para hablar en público
29 enero, 2018
10 cosas que no sabían de mi carrera como emprendedora.
29 enero, 2018

Una entrevista de trabajo puede ser determinante para conseguir un empleo. Si has ido a muchas entrevistas y no has conseguido ningún puesto, o no tienes experiencia para contestar de la manera más oportuna, aquí te mostramos qué debes de hacer.

  • Informante acerca de la empresa y su funcionamiento
  • Aquí puedes indagar sobre la información de la empresa como su visión, misión, objetivos y servicios. Cuanto más sepas de la institución a la que has aplicado por un puesto de trabajo, tendrás una idea mejor a la hora de responder al entrevistador.

  • Prepárate para responder las preguntas más comunes
  • Verás que en muchas entrevistas, siempre te harán las mismas preguntas, por lo que es necesario que te prepares y respondas de la manera más acertada. Entre las preguntas más frecuentes están:

    1. ¿Cómo te ves dentro de la empresa en cinco años?
    2. Aquí debes expresar tus deseos profesionales. Por ejemplo, habla sobre tu constante crecimiento dentro de la empresa, sobre escalar dentro de la institución o ser promovido de puesto. También puedes expresar que te ves como una persona que ha sabido desarrollarse profesionalmente dentro de la institución.

    3. ¿Si tuvieras la oportunidad que te contratarán en la empresa, por qué serías el candidato idóneo?
    4. Aquí debes mostrar tu interés y destacar tus cualidades. Ejemplo: que eres una persona de confianza, detallista a la hora de realizar su trabajo, responsable y que tú único objetivo es cumplir con las metas de la empresa con tu trabajo.

    5. ¿Háblame de ti?
    6. Este es el momento preciso para exaltar acerca de tu perfil profesional. Entre los temas que puedes abordar son: tu experiencia laboral, grado académico obtenido, metas y objetivos laborales.

    7. ¿Por qué quieres dejar tu empleo para trabajar en la empresa?
    8. Nunca debes mencionar los problemas que has tenido dentro de la empresa con la que has trabajado, como el hecho que tenías problemas con tu jefe. Al contrario, habla bien de la empresa y que te ha dado la oportunidad de adquirir experiencia profesional. Y cuando expreses por qué quieres cambiarte, es porque decidiste desarrollarte en otra área que se apega más a tu crecimiento profesional.

  • Llega puntual.
  • La puntualidad es muy importante, ya que al llegar temprano demostrarás tu interés y deseo de trabajar en dicha empresa. Pero si llegas tarde, solo harás ver que eres una persona irresponsable y que no tomas importancia de los asuntos que deben preocuparte.

  • Mostrar seguridad.
  • Para una entrevista, la actitud es fundamental. Una actitud adecuada es desempeñarse con soltura, mirar a los ojos, resaltar tu seguridad, saber expresar ideas y mostrar la habilidad de llevar una conversación e interés sobre lo que plantea el entrevistador, son claves. Cada uno de esos elementos llamarán la atención al entrevistador para considerarte como candidato idóneo dentro de la empresa.

  • Debes vestir apropiadamente.
  • Tu apariencia habla mucho de ti, si llegas informal, esa imagen proyectarás. Aquí debes prepararte tanto en tu vestimenta y peinado. Llega con pantalón de vestir formal y camisa de botones. También debes lucir colores claros, no oscuros. Es importante cuidar tu cabello, en el caso de las mujeres pueden utilizar su pelo planchado. En cuanto al maquillaje, no es necesario cargar tu rostro, utiliza maquillaje natural.

  • Trata de establecer una buena relación con el entrevistador.
  • Desde el principio debes mostrar ser una persona amigable y atenta ante las preguntas que te realizan en la entrevista.

  • No dejes de lado los buenos modales.
  • Se educado, saluda, da la mano y pregunta cómo está el entrevistador. De esta manera, verán que eres una persona cordial y atenta con las demás personas.

  • Conoce tus puntos débiles y fuertes.
  • Aquí debes resaltar tus fortalezas como por ejemplo, que tienes la capacidad de resolver problemas, no te es difícil relacionarte con los demás y que eres una persona proactiva, dinámica y que sabe trabajar en equipo. En cuanto a tus debilidades, convierte una debilidad en una fortaleza. Por ejemplo, que eres una persona obsesiva con su trabajo y que muchas veces descuidas tu salud por el empeño que demuestras. Aquí verán mucho interés en tu trabajo.

  • Aprende a escuchar.
  • Nunca dejes de atender a todas las preguntas que te hagan, escucha activamente

  • Hacer preguntas.
  • Si no tienes preguntas puntuales de lo qué te gustaría saber sobre la empresa, estás mal. Esta es la oportunidad que tienes para preguntar sobre que prestaciones te brindará la empresa, cuáles son sus horarios laborales, qué funciones realizarás, entre otras.