3 Cosas que jamás debes hacer con las finanzas de tu empresa

Empresaria ¿Quieres Capacitarte totalmente Gratis? Descubre como con Credimujer.
24 marzo, 2018
3 Grandes beneficios del buen hábito de responsabilidad de pago
26 marzo, 2018

¿Has sentido que el dinero no te alcanza para pagar planilla? ¿Qué tienes más cuentas por pagar que cuentas por cobrar? ¿Qué tus utilidades son muy bajas? Bueno, si has sentido algo parecido, es porque no estas vendiendo lo suficiente para mantener el negocio, o simplemente estás malgastando el dinero. A veces es la combinación de ambos, pero lastimosamente les digo por experiencia que en la mayoría de ocasiones, el problema principal es el segundo.

Si estás buscando mantener una economía saludable en tu empresa, pero no sabes cómo, este artículo es para ti, no me dejarás mentir que en algunas ocasiones no sabemos cómo identificar esas acciones y situaciones que están perjudicando las finanzas de nuestro negocio, poniendo así en riesgo el éxito del mismo.

Tienes que estar consiente que sin finanzas sanas, el tiempo para que una empresa quiebre es relativamente corto, pues el no saber administrar adecuadamente el dinero, hace que la economía de la empresa se vaya degradando poco a poco y con ello los problemas vayan aumentando.

A continuación te presento 3 cosas que jamás debes hacer con el dinero de tu empresa.

1. Tomar el dinero de la empresa como la chequera personal

Muchas empresarias creen que el tener una empresa es sinónimo de tener una chequera disponible las 24 horas del día para comprar lo que se desee, pero ¡ojo! Eso es lo peor que puedes hacer, el que seas la propietaria del negocio, no significa que puedes disponer del dinero de la empresa para cosas personales a la hora que desees, por el contrario, eres quién más deberías cuidarlo.

Tu obligación es mantener un orden en la economía de tu empresa y separar tus finanzas personales de las empresariales. Para iniciar, te recomiendo que te asignes un salario mensual, exactamente así como se lo asignas a tus demás empleados, lo ideal es que mensualmente recibas de la empresa únicamente el monto de salario que te has colocado, sin agarrar ni un centavo más para tus gastos personales, ahora bien, ten en cuenta que debes establecerte un monto justo, que no exceda tampoco lo racional, pues si te estableces un monto demasiado alto, puedes desestabilizar la economía del negocio.



Credimujer Enmedio


2. Malbaratar tus productos o servicios

Si bien es cierto que la competencia es feroz, tú tienes que establecer tu valor agregado en comparación a ellos, para que la presión del mercado no te obligue a malbaratar tus productos o servicios.

Busca siempre algo que te diferencie de la competencia, por ejemplo, si tienes un salón de belleza, y sabes que los precios de los servicios tuyos son los mismos que los de otros salones de tu zona, busca dar un servicio agregado, como por ejemplo, dar el servicio a domicilio, si esto te encarece los precios, puedes justificar con que es un servicio más personalizado, evitando que tu cliente se tenga que trasladar hasta tu salón, te aseguro que tus clientas te lo agradecerán y estarán dispuestas a pagar más con tal que tu llegues a atenderlas hasta donde ellas están.

Este es solo un ejemplo, pero la idea es que no tomen como primera y menos como única solución el dar un precio más bajo, pues eso no es para nada una estrategia de venta.

3. Acumular pagos

Ya sea por las prisas, por descuido o por muchas cosas más, en ocasiones se suele ir dejando pagos pendientes en la empresa, ya sea de impuestos, proveedores, y en el peor de los casos, préstamos. Esta mala práctica, nos puede llevar a problemas serios, como el de perder buenos proveedores, dejar de estar sujetos a créditos, y peor aún, tener que pagar altos porcentajes de mora.

Lastimosamente, esta mala acción se vuelve mal hábito si no se corrige a tiempo, y peor aún, si te dejas acumular muchos pagos, cuando quieras ponerte al día, no podrás lograrlo, pues por más que vendas sentirás que no te alcanza para pagarlo todo, teniendo así que recurrir a préstamos adicionales para pagar dichas deudas, cuando el motivo principal de un crédito debería ser siempre invertir en nuevas cosas para hacer crecer tu negocio.

Por ello te recomiendo que trates de ser lo más responsable posible con tus pagos, trata de llevar todo al día, el pagar a tiempo puede traerte muchos beneficios, además de tranquilidad, pues las finanzas de tu empresa irán caminando con buen equilibrio, llevando un control exacto en el momento justo de ingresos y egresos.

Espero que esta información sea de bendición para tu empresa.

Atte.

Dina



CrediMujer Top
A %d blogueros les gusta esto: