La píldora de AUTO ESTIMA que debes de tomar hoy.

¿Qué hago en la noche que me ayuda a ser más productiva?
12 junio, 2018
Riesgos o Seguridad el camino de una mujer emprendedora.
20 junio, 2018

Continuamente recibo mensajes de muchas mujeres que me escriben diciéndome:

  • No creo en mi misma.
  • Dina me dicen que soy una fracasada.
  • Me siento fea.
  • No tengo confianza en mí misma.
  • Nadie me apoya

Entonces decidí escribir este artículo para que dejes de tener pensamientos como este. Para comenzar quisiera preguntarte:

¿Cómo puedes permitir que alguien más que no seas tú, decida, lo que tú eres, lo que tú vales o lo que te mereces?

Nadie en esta tierra tiene el derecho de decidir tú valor, ni definir tu futuro. Eres una mujer valiosa desde el día que naciste, y tus circunstancias solamente han servido para demostrar lo fuerte que eres.

Cada situación difícil a formado el hermoso diamante que eres, no importa de dónde vienes, o lo difícil que ha sido tu vida, nada de eso determina tu futuro.

Si alguien te ha dicho alguna vez, que no vales nada, que eres fea, que no tienes futuro solo debes de estar completamente segura que esa persona no merece que la tengas en tu vida.

No le tomes importancia y solamente recuerda que tu verdadero valor te lo dio Dios en el mismo instante que te creo. Cada mujer es valiosa y nació para ser exitosa.

Las personas a tú alrededor van a creer de ti, lo que tu decidas que crean. El valor que te darán los demás es el mismo valor que tú te des a ti misma.

Lo único que tú necesitas para conquistar tus sueños es confiar en Dios, y luchar tu misma por lo que amas.

Te lo dice una mujer que ama a Dios con todo su corazón, que muchas veces me dijeron que no podría llegar lejos, momentos en los que nadie me apoyo, despidos laborales, clientes que nunca me pagaron, oportunidades que me negaron. Pero jamás he permitido que eso me deje vencer, al contrario.

Cuando he pasado por momentos difíciles lo único que ha venido a mi mente es, la bendición está más cerca que nunca y esto nada más es el entrenamiento.

Jamás he permitido que nadie ponga una etiqueta de mí. Se lo que soy, se lo que valgo y el futuro que Dios diseño para mi. Por eso lucho cada día para salir adelante y poder enseñarle a mis hijos que podemos lograr todo lo que nos propongamos.

Así que nunca más dudes de tus capacidades y talentos. Confía en Dios y lucha fuerte por tus sueños.

Te deseo muchas bendiciones.

Comparte este artículo con una mujer que desees bendecir.

Dina de Paredes.

A %d blogueros les gusta esto: