5 Formas de pensar que te harán quebrar con tu negocio

Redes Sociales para hacer crecer tu negocio
31 julio, 2019
5 tendencias que te harán ganar dinero este 2020
9 septiembre, 2019

¿Eres empresaria como yo? ¿Quieres que tu negocio realmente prospere? Si tu respuesta es SÍ, deberás saber que para que ello suceda debes esforzarte al máximo, dar lo mejor de sí, dar la milla extra y trabajar duro día a día, teniendo en cuenta que siendo la dueña de la empresa sos la que más debes trabajar.

Ahora bien, eso no es todo, pues además de cumplir con procesos y ciertas tareas, el crecimiento de un negocio depende también en gran manera de tu forma de pensar, como empresaria te digo con total convicción que mis pensamientos y mi actitud han sido ingredientes fundamentales en el éxito de mi empresa, pues estoy clara en que así como piense actuaré y que de mis acciones dependen muchas cosas que pueden resultar en éxito o fracaso. Por ello, te comparto cinco formas de pensar que debes evitar, para que en tu negocio todo vaya bien:

  1. Pensamiento pesimista: Por nada en el mundo deben tener pensamientos negativos, dile adiós a eso y enfócate en lo positivo. Es cierto que siempre van haber problemas y adversidades, a cada instante te encontrarás con obstáculos que te impidan lograr tus objetivos, pues nada que sea bueno es fácil ni gratis, sin embargo ten en cuenta que precisamente esas cosas que cuestan lograr son las que realmente valen la pena, porque exigen lo mejor de ti y con ello demuestras de lo que realmente eres capaz, no dejes que nada te desanime, ten fe y echa siempre para adelante.

  2. Pensamiento conformista: antes que nada quiero que te hagas la siguiente pregunta ¿estás satisfecha con lo que has logrado hasta el día de hoy? Independientemente cuál sea tu respuesta, es importante que tengas siempre metas que alcanzar, trázate cada vez metas más grandes, si ya lograste una, trázate otra más grande y ve siempre por los sueños más gigantes, nunca dejes de crecer, lucha por mantenerte en la cima y por ir cada vez más arriba, quien se conforma con lo que tiene y se queda estancada lo único que logra es fracasar, porque siempre habrá alguien que vaya más adelante logrando cosas mejores.

  3. Miedo: Muchas no se arriesgan a más por miedo a diferentes cosas, quieren vender más pero no implementan acciones clave que les permita lograr ese objetivo, por miedo a no obtener los resultados deseados, quieren hacer crecer su negocio pero no quieren tomar retos grandes, y aquí quiero ponerte un ejemplo bien claro: Si tú quieres expandir tu negocio, abrir una nueva sucursal, comprar maquinaria, etc., y no cuentas con el capital para hacerlo, buscas la solución más fácil ¿cierto? Y ¿cuál es esa solución? Pues la de mejor no hacer nada y quedarte solo con el deseo, por el miedo a comprometerte con un crédito o a no ser candidata para un financiamiento. Si este es tu caso, te recomiendo lo que le he recomendado a muchas empresarias como tú, busquen un aliado estratégico que les apoye y les ayude a cumplir ese sueño, en lo personal la mejor opción que yo les puedo sugerir por experiencia es Credimujer, el programa de Credicomer que brinda financiamientos a pequeñas empresarias como tú, conoce más de ellos AQUÍ y decídete a lograr tus sueños.

  4. Pensamiento obsoleto: Tú te estarás preguntando ¿a qué se refiere con eso?, si yo no soy un aparato electrónico, pero con ello en realidad me refiero a que debes mantenerte actualizada, la tecnología va avanzando cada vez más, y tú tienes que ir a su ritmo, porque si te quedas estancada en el hoy, muy probablemente dentro de 1 año estés tan desfasada que los cliente cada vez serán menos, recuerda que tus clientes ahora son tecnológicos, por lo cual esperan un producto o servicio que cumpla con sus requerimientos en esa área también.

  5. Pensamiento egocéntrico: En esta parte me quiero enfocar a un ser que debe ser el centro de tu negocio “DIOS”, tú sabes que yo soy una mujer de fe, y para mí no hay nada más importante que él, ¿por qué te digo esto? Pues porque muchas veces creemos que nosotras solas podemos, que nada ni nadie nos va a vencer, y no es que esté mal que sientas que tienes el poder de lograr tus metas, el problema está realmente en que creas que puedes lograrlo todo sin ayuda, cuando realmente Dios es el único que te provee de lo que necesitas, tú tienes que poner de tu parte claro, y trabajar duro, porque él verá tu esfuerzo y te recompensará grandemente como lo ha hecho conmigo.

Esos son solo 5 pensamientos que como empresaria te recomiendo alejar de tu mente, seguramente hay muchos más, pero si inicias quitando de tu cabeza estos 5, ya has ganado buena parte de la batalla para sacar adelante tu negocio.
Recuerda compartir este artículo con alguien que sabes que lo necesita.

Bendiciones

Dina