¿Tu negocio es informal? te contaré algo que no sabías

EMPRENDE DE UNA VEZ POR TODAS, 6 PASOS PARA QUE LO HAGAS
14 septiembre, 2019

A diario me escriben mujeres diciéndome que poseen un negocio informal, pero que no se consideran empresarias, pues creen que solo porque no llevan contabilidad o no declaran IVA no son empresarias, más no saben que no es necesario tener un imperio para ser una empresaria, no solo los ejecutivos que tienen grandes empresas se pueden catalogar como empresarios, tú también lo eres aunque tu negocio sea informal.

No importa cuál sea el giro de tu pequeño negocio, sea lo que sea a lo que te dediques o lo que vendas, tú eres una empresaria, pues solo el valor que tuviste de emprender es merecedor de un reconocimiento, ya que no todas cuentan con esas agallas que se necesitan para aventarse, así que no te menosprecies, porque un balance o una declaración de impuestos hecha por un contador no es lo que te dará el título de empresaria, lo que te lo da en tu esfuerzo, tu entrega, tu decisión, tu firmeza y el valor con el que cada día te levantas para salir adelante, con el sueño de hacer crecer tu negocio.

Pero hay algo aún mucho mejor, y es que hay muchas instituciones que creen en las pequeñas empresarias como tú, que confían plenamente en su potencial y en el coraje que tienen para sacar adelante su propio negocio, una de esas instituciones es Credicomer, quienes a través de su programa de financiamiento para mujeres empresarias “Credimujer”, benefician a muchas mujeres con créditos a la medida, los cuales pueden ser utilizados para diversos fines como: Capital de trabajo, ampliación o remodelación de local, consolidación de deudas y mucho más. Además de ello, les brindan otras muchas ventajas como capacitaciones en diferentes áreas de negocio y asesorías financieras.

Conoce y solicita ya tu financiamiento a CREDIMUJER

Seguramente te estarás preguntando ¿cómo puedes ser parte de esos beneficios? pues te cuento que la respuesta es simple, solamente tienes que ponerte en contacto con ellos y solicitarles que te hagan una evaluación para verificar si eres candidata a uno de sus créditos, para lo cual desde ya te puedo decir que sí lo eres, solo es que te quites el miedo de pedir ayuda cuando lo necesitas, ellos en la evaluación te solicitarán cierta documentación que para nada es complicada, no creas que te pedirán balances o requisitos astrales, de verdad te aseguro que los requisitos son acorde al tamaño de tu negocio y que desde el primer instante te sentirás en total confianza.

Si quiere conocer más de ellos y solicitarles una cita, te dejo el link del SITIO WEB para que puedas navegar y conocer un poco más de lo que ellos pueden ofrecerte y hacer por ti.

Ahora bien, algo que sí es importante es que no te acomodes, si eres de las que constantemente me sigue, sabrás que yo detesto las personas acomodadas, pues eso no va con mis convicciones, tú sabes que soy una mujer decidida, que me encanta arriesgarme y que no le digo NO a nada, pues siempre camino con la firme confianza en Dios, por ello te pido que tú tampoco te acomodes, no te conformes con lo poco o mucho que ahorita te da tu negocio y tampoco te acomodes a tener toda tu vida un negocio informal, si bien es cierto que siempre encontrarás programas como Credimujer que creen firmemente en la capacidad de las mujeres que son pequeñas empresarias, lo importante es que seas visionaria y que te pongas metas grandes que tú sepas que eres capaz de alcanzarlas.

Es más te pongo un reto, escríbeles a Credimujer, solicítales una cita para que puedas aplicar a uno de sus financiamientos, y cuando te lo hayan dado quiero que me escribas para comentarme que te lo dieron y me digas cuáles son las metas que cumplirás con dicho crédito, y en cada avance que vayas dando me lo vayas compartiendo, para yo darlo a conocer en las redes de Efecto Mujer, para que otras mujeres se quiten el miedo de arriesgarse y apostarle a hacer crecer sus negocios, pues si te atreves, te aseguro que pronto lograrás incluso formalizar tu negocio, pues manejarás cantidades que ni tú lo podrás creer ¿No me crees? Atrévete y verás.

Pero no olvides, todo lo debes hacer siempre con la mirada y confianza puesta en Dios, sin él, nada es posible. Bendiciones.

Dina